Reunión de padres de alumnos de 3 años

REUNIÓN DE JUNIO PARA PADRES DE NIÑOS DE NUEVO INGRESO

Todos los años se hace una reunión en junio para orientar a los padres sobre la nueva etapa que se abre.

Este año, por las causas que todos conocéis, no ha podido realizarse. A continuación os informamos de lo que se trata en esa reunión y os ofrecemos unas orientaciones para preparar el cambio.

A partir del día 2 de septiembre, tanto en la web como en el tablón de anuncios, se os convocará a una reunión con las tutoras.

  1. PRESENTACIÓN DEL COLEGIO POR PARTE DEL DIRECTOR.

– Equipo directivo

– Claustro

– Equipo de Educación Infantil

– Espacios del colegio.

– Horarios del colegio.

– Equipo de Orientación  (EOEP)

– Asociación de Madres y Padres de Alumnos (AMPA)

 

2. PERIODO DE ADAPTACIÓN

 

– Aunque muchos niños ya habrán tenido la experiencia de asistir a un centro infantil o guardería, esta es la primera vez que se escolarizan en un colegio en el que ellos son uno más, concretamente los más pequeños, dentro de un diverso de niños de diferentes edades y con multitud de espacios también diferentes.

 

– Los niños de estas edades en torno a los tres años crean unos vínculos afectivos que son fundamentales en su desarrollo y avance cognitivo, pues le proporcionan la seguridad necesaria para su avance y descubrimiento de lo que les rodea, así como la formación de su propia imagen.

 

– El primer entorno en el que establece estos lazos es la familia, marco de intercambios afectivos con aquellas personas que les trasmiten amor, cariño y seguridad.

 

– Cuando el niño llega a la escuela infantil y más tarde al colegio, se produce un desapego en relación a las personas de su entorno familiar, ya que la escolarización supone conocer y adaptarse a nuevos espacios, tiempos y sobretodo a otros adultos y niños hasta ahora desconocidos. Eso le produce inseguridad, pues no cuenta con referencias que le den estabilidad.

 

– Poco a poco tendrá que ir acomodándose a la nueva situación para asimilarla y poder adaptarse. Esta acomodación ha de realizarse a todos los niveles, tanto biológica como motriz, psicológica y afectiva. Esta última es la que más nos interesa y es la que justifica nuestro periodo de adaptación:

 

EL NIÑO TIENE QUE IR CONOCIENDO A SUS PROFESORAS, A SUS AMIGOS , A MOVERSE EN EL ESPACIO NUEVO POCO A POCO EN UN PROCESO QUE DURARÁ UNOS DÍAS Y DONDE SEREMOS FLEXIBLES EN FUNCIÓN DE SUS MANIFESTACIONES: si le vemos tranquilo, irritado, si llora…

 

– Nuestra labor es crear un ambiente tranquilo, acercándonos a los niños de manera individual y sin prisas, dedicándoles la atención que cada uno reclama para sentirse seguro y propiciar que poco a poco vayan encontrándose a gusto dentro del grupo.

 

– Por todo lo dicho, los primeros cinco días de cole serán algo especiales, no entrando todo el grupo a la vez, sino en pequeños grupos con horario reducido que poco a poco van aumentando hasta incorporarse ya todo el grupo a horario normal.

 

Esto implica una disponibilidad de horario por parte de los padres durante esos días ya que incluso las franjas horarias en las que asista vuestro hijo pueden variar.

 

– Durante el proceso de adaptación, el niño puede manifestar comportamientos que ya había superado, tales como no controlar el pipí, rabietas, dormir mal… Esto es normal: es una forma de expresar la ansiedad que le pueden producir los cambios; pero no hay que desesperarse: todo volverá a la normalidad.

 

– Como conclusión, sólo añadir que un periodo de adaptación bien cuidado es fundamental para que se creen unos lazos afectivos sólidos, a partir de los cuales el adulto pueda favorecer los aprendizajes de vuestros hijos durante estos primeros años de su vida escolar.

 

3. RECOMENDACIONES Y SUGERENCIAS

 

– La actitud de la familia es fundamental para favorecer el periodo de adaptación: que los niños os vean contentos por el hecho de empezar el colegio; que no perciban ansiedades o miedos; que vean que en el colegio y en casa se les da el mismo mensaje.

 

– Es muy importante que entre las personas de referencia, padres y tutor, se establezca un clima de confianza para resolver cualquier duda o problema que surja entorno al niño.

 

– Informad desde el principio a la tutora de cualquier problema médico del niño: alergia, asma …

 

– Trabajar durante el verano ciertos hábitos para facilitar la incorporación del niño al colegio: control de esfínteres, uso del chupete… ¡pero que no sea una amenaza!.

 

– Pensad que la ropa más apropiada para el colegio es aquella que le permite a vuestros hijos moverse con comodidad y autonomía, por ello si optais por el uso del uniforme del centro, en Infantil es el chándal.

 

– Durante los primeros días de septiembre se comunicará a través del tablón de anuncios la convocatoria a una reunión informativa donde ya se os concretará los grupos y el horario específico del horario del periodo de adaptación así como otros asuntos para el buen funcionamiento del aula.